AMPLIAR FOTO
 
   
Haro - Zarratón 26-09-2004
 
Conocer nuestra asociación
El Camino de Santiago según la Ruta de Senlis
Calendario de actividades que realiza la Asociación
Nos cuentan nuestros socios y amigos
Reportajes de nuestras actividades y las experiencias de nuestros socios
Consejos sobre la Ruta de Senlis y el Camino de Santiago en General
Animate y hazte socio, colabora con nosotros

 

 

 

 

El pasado 26 de Septiembre domingo, la Asociación Caminos del Camino de Haro y La Rioja Alta, organizo una marcha de Haro a Zarratón, donde varios escolares nos acompañaron por estos bonitos parajes, cuyo entorno nos recuerda los viejos caminos por los que transitaron las gentes que de Haro a Zarratón tomaban esta ruta para acercarse a Santo Domingo.
Todavía se puede ver en los mapas del siglo XVIII (Haro y sus contornos 1797) como el verdadero camino que menciona a Santo Domingo de la Calzada transitaba por estos parajes.

El dia amaneció soleado, pero sin excesivo calor; a las nueve son tocaban las campanas en la Vega, señal de nuestra hora de partida desde Haro; fuimos recorriendo nuestro camino Santiago que discurre por nuestras tierras, observando el estado de las flechas amarillas, que habiamos puesto en meses anteriores y que sin duda son el gran referente del camino, para que los peregrinos no se pierdan.
Puedo decir con gran criterio que la marcha se me hizo corta, porque cuando a lo largo de este paseo se mantienen conversaciones tan interesantes, que fue tal la inspiración que en la mitad del camino nos apareció un centimo de Amadeo de Saboya 1870; ya lo decimos el camino es viejo, y el paso de los hombres deja su huella.

Los chavales nos tomaron la delantera, ¿preocupados por llegar los primeros? ¿dirigidos por Antonio Merino? o ¿con ganas de almorzar?.
Sea como fuera la mañana nos sonrió, movimos el corazón al ritmo de nuestras piernas, nuestras mentes se educaron en la conversación de los otros y en la propia; y como colofón un almuerzo entre los participantes de esta marcha.
Pero no fue la única satisfacción que tuvimos, porque visitando la iglesia parroquial de la Asunción de Zarratón, pudimos comprobar el gran encanto de la misma, que bien merece una visita.